El color y el brillo de tu coche tienen múltiples enemigos. Afortunadamente, un taller de chapa y pintura en Leganés puede restablecer las facultades estéticas de tu vehículo, dejándolo como nuevo. Y aunque el uso y el paso del tiempo hacen que cierto desgaste sea inevitable, si conoces las principales amenazas a las que se enfrenta diariamente la pintura de tu coche, vas a poder hacer mucho por conservar su aspecto por mucho más tiempo.

Si acabas de llevar al coche a un taller de chapa y pintura en Leganés, presta mucha atención a los siguientes puntos:

El sol es el enemigo natural de la pintura de tu coche, y la exposición constante a sus rayos va a debilitar sensiblemente la viveza de su color, pues afectan directamente al barniz. No obstante, cuando busques un lugar donde poder resguardarlo de los rayos, deberás tener mucho cuidado. Y es que puede que el remedio acabe siendo igual o peor que la enfermedad.

Por ejemplo, al aparcar debajo de un árbol, si bien aminorarás el impacto directo del sol sobre tu coche, debes saber que eso supone otra amenaza distinta para su pintura. Los enemigos provenientes de los árboles son sus resinas, algunos frutos y flores y los excrementos de las palomas y otras aves. Todo lo anterior puede comerse poco a poco la carrocería.

La última amenaza para tu coche, claro, es la que supone el vandalismo callejero. Desafortunadamente no puedes hacer demasiado para evitar este problema si no cuentas con un garaje, más allá de buscar zonas seguras y de confianza donde aparcar.

Si estás buscando un taller de coches especializado en la chapa y pintura, siempre puedes contactar con nosotros en Vogauto, donde además recogemos y entregamos los vehículos a domicilio. Nos dedicamos también al tintado de lunas, pulido de focos y a la mecánica general.